Trasplante capilar: origen y evolución

Aunque el trasplante capilar comenzó a emplearse desde comienzos del siglo XX, especialmente como injertos de cejas en leprosos, fue en la década de los 60 cuando se popularizaron.

El primer especialista en demostrar la posibilidad de trasplantar con éxito áreas pilosas en animales fue el Dr. Baromio en el año 1804. Pero el primero en tratar la calvicie mediante autotrasplantes de pelo fue el Dr. Unger en 1822. Dieffenbach publicó su tesis doctoral en 1822 y en ella describió los autotrasplantes de pelo en animales.

En 1939, el japonés Shoji Okuda describió un bisturí circular al que llamó trépano y que servía para obtener punch en zonas con pelo y llevarlas a otras zonas alopécicas del cuero cabelludo.

Posteriormente, el doctor Norman Orentreich, quien en 1959 presentó, ante la Academia de Ciencias de Nueva York, su técnica de trasplante capilar mediante injertos “punch” o sacabocado para reparar áreas de calvicie o alopecia.

Desde hace unos años el Doctor Alvi Armani ha revolucionado la técnica, a través del método de extracción por medio del método Máximus Fue y por los resultados naturales obtenidos.

Trasplante capilar