Microinjerto de cabello mediante Técnica FUE

Llegada del paciente

Al llegar a la clínica para realizarse el microinjerto de cabello, el paciente es recibido por el personal auxiliar que le llevará a la zona quirúrgica y le ayudará a colocarse el equipo desechable utilizado en el procedimiento: bata y calzas.

Recepción del equipo médico

Antes de realizar el microinjerto de cabello mediante la Técnica FUE los doctores encargados de llevar a cabo la cirugía, saludan al paciente y le explican las fases del microinjerto de cabello. También le administran una profilaxis antibiótica.

Toma de fotografías

Antes de comenzar con la realización de la intervención de trasplante capilar mediante microinjerto de cabello con la Técnica FUE, se realizan fotografías que servirán posteriormente para comparar el resultado del procedimiento y el diseño que marcará su futura imagen.

Asimismo, estas imágenes nos servirán como documentación para la realización del control periódico de la evolución hasta obtener el resultado final deseado.

Diseño de la zona receptora y donante

Para obtener las unidades foliculares necesarias para la realización de la Técnica FUE de microinjerto de cabello, es necesaria tener despejada la zona donante, por ello rapamos al cero el área posterior y laterales. Una vez rasurado el cabello, dibujamos la zona receptora con un rotulador indeleble, dividiéndola en diferentes sectores que van desde la zona frontal (primera línea de implantación), zona anterior media, posterior y vértex, dependiendo de las características de la zona a densificar.

Posteriormente, tumbamos al paciente en la camilla en posición decúbito prono y dibujamos los límites de la zona donante. A continuación, anestesiamos el área de donde extraeremos las unidades foliculares, utilizando una anestesia local únicamente circunscrita al área donde vamos a trabajar.

Obtención de las unidades foliculares

Cada uno de los folículos que se extraen proviene de áreas genéticamente programadas para no caer, por eso los folículos trasplantados crecerán para toda la vida.

La Técnica FUE nos permite determinar aquellas unidades foliculares más óptimas que nos servirán para “rellenar” el área receptora. De esta manera, seleccionamos unidades foliculares de un solo folículo, dos, tres o más, dependiendo de las características propias de cada paciente. Todo el procedimiento se realiza con el máximo cuidado y rigurosidad con el objetivo de retirar los folículos de una manera no traumática, individual y limpia, manteniendo la integridad de dicho folículo.

Técnica FUE: extracción de unidades foliculares individuales

Para la extracción utilizamos instrumental milimétrico llamado “punch”, que tiene la función de un microbisturí cilíndrico con un rango de 0,75 a 0,90 mm de diámetro, utilizando uno u otro según nos marque el diámetro del pelo de cada paciente.

Después de ser cortadas con el “punch”, las unidades foliculares se extraen del cuero cabelludo con unas pinzas especiales. Se trata de un proceso delicado en el que existe mucho riesgo de que el folículo se rompa o dañe, demostrándose en esta maniobra la pericia y experiencia del profesional.

Preparación de los injertos/conservación

Los microinjertos de cabello obtenidos son depositados en unas cajas petri con divisiones, que disponen de placas especiales de frío para mantener la temperatura idónea para su supervivencia. En ellas, la asistente de quirófano va separando y preparando las distintas unidades foliculares, seleccionándolas por el número de folículos que poseen y sumergiéndolas en una solución salina para su correcta conservación.

La preparación y el mantenimiento de las unidades foliculares son la clave para el éxito del microinjerto de cabello. Dicha preparación se lleva a cabo por enfermeras perfectamente preparadas que utilizan lupas especiales o estereoscopio para la manipulación y cuidado de los folículos.

Técnica FUE: descanso

Debido a la duración del proceso, una vez terminada la obtención de las unidades foliculares, realizamos una parada o descanso para que el paciente pueda levantarse, acudir al baño, etc. También le ofrecemos algo de comer y beber.

Implantación

La implantación de las unidades foliculares es la segunda fase del procedimiento de la intervención con Técnica FUE de microinjerto de cabello. Para ello, anestesiamos localmente el área donde vamos a trabajar y comenzamos a implantar uno a uno todos los folículos extraídos.

Las asistentes de quirófano colocan las unidades foliculares en dispositivos llamados implanters que entran en el cuero cabelludo dejando implantados los nuevos folículos.

Esta es la etapa en la que el cirujano demuestra toda su habilidad debido al buen diseño que debió realizar previamente y a la colocación de los folículos de acuerdo al número de cabello, dirección de crecimiento y ángulo de inclinación.

Fin del procedimiento

Una vez que todas las unidades foliculares han sido colocadas según las características de la zona a densificar, podemos decir que el proceso quirúrgico como tal ha finalizado.

Técnica FUE: lavado/supervisión

Lavamos la cabeza y le explicamos al paciente cómo hacerlo durante los próximos días, puesto que resulta fundamental realizar lavados diarios y mantener, tanto la zona donante, como receptora, lo más limpias posible. Por último, supervisamos de nuevo ambas zonas asegurándonos de que está todo correcto.

Segunda toma de fotografías

Posteriormente, se realizan las segundas fotografías del día que nos sirven para comparar el cambio que ha supuesto la cirugía y para comprobar el nuevo diseño que marcará su futura imagen.

Explicación del postoperatorio

Una vez finalizada la intervención, se le explica al paciente los pasos y cuidados que debe seguir durante los siguientes días post-cirugía. Cumplir estas indicaciones resulta fundamental para preservar la supervivencia de los folículos.

Asimismo, se le entregan por escrito todas las indicaciones necesarias para el cuidado, evolución y crecimiento del transplante, el lavado del cabello, medicación y posibles efectos secundarios.

Despedida

Tras comprobar que las instrucciones del postoperatorio han quedado claras y que el paciente se encuentra en perfectas condiciones, este puede abandonar la clínica. La media de duración de todo el procedimiento suele ser de 5-6 horas.

Protocolo de visitas posteriores

Por último, para controlar y supervisar el desarrollo del postoperatorio y la evolución del resultado de la Técnica FUE, establecemos un calendario de visitas.

Normalmente, se le suele citar al paciente al tercer día para la realización de la primera cura. La siguiente cita será a los 12-14 días.

A partir de ahí las visitas se realizará una visita de control al mes de realizarse la cirugía, al de cinco meses y al de diez. También se tomarán fotografías para poder analizar la evolución del paciente.

Ventajas de la Técnica FUE

  • Incisiones mínimas debido a la utilización de una aguja biselada de 0,8 a 1 mm de diámetro
  • Se controla el ángulo y dirección de crecimiento natural del cabello
  • Se controla la profundidad del injerto
  • La distancia entre los cabellos implantados
  • Una densidad natural debido a permitir proximidad en la implantación
  • Mínimo daño en los tejidos
  • Permite mayor tasa de crecimiento con resultados más rápidos que en otras técnicas. En 8 meses el 90% de los nuevos cabellos habrán crecido y permanecerán para siempre en el cuero cabelludo.

Desventajas de la Técnica FUE

  • Es necesario mucho entrenamiento y habilidad por parte del cirujano, enfermeras y auxiliares
  • Instrumento quirúrgico de elevado valor
  • Corta durabilidad del material

 

Visualiza nuestros vídeos de resultados