Minoxidil – El tratamiento capilar tópico más eficaz y avanzado

Minoxidil

El Minoxidil es el tratamiento más eficaz de los tratamientos capilares tópicos para alopecia. Se trata de un medicamento empleado originariamente para la hipertensión arterial. Su utilización a largo plazo tuvo el efecto de una hipertricosis (aumento de pelo), por lo que se empezó a utilizar para tratar la calvicie. Se aplica en concentraciones entre el 2 y 5%. Provoca una vasodilatación local que favorece un alargamiento de la fase anágena folicular y activa la síntesis de prostaglandinas.

La normalización de la caída se hace alrededor de la sexta semana de iniciado el tratamiento y, más adelante, se observa un mayor diámetro de los cabellos, es decir, actúa estimulando el crecimiento de nuevos cabellos y retardando su caída. Está indicado en adultos, tanto varones como mujeres. El efecto de este tratamiento capilar tópico es sobre todo apreciable a nivel de la coronilla y eficaz sobre las zonas todavía cabelludas. Es particularmente efectivo en las mujeres. Puede beneficiar el crecimiento del pelo en el post-operatorio de un trasplante.

Este tratamiento tópico capilar usado reiteradamente puede dar lugar a efectos secundarios comunes como alteraciones en la piel, descamación, escozor, picor y sequedad. En muy raras ocasiones puede observarse cambios en la tensión arterial y en la frecuencia cardiaca.